Amer Odeh mostró de esta manera

el respaldo palestino a la oleada de protestas ciudadanas que se está produciendo en países del Magreb y de Oriente Próximo, aunque el objetivo de su visita a Cartagena no era otro que el de hablar del proceso de paz con Israel. El embajador recordó que el final del conflicto y la pacificación de la zona pasa por la retirada de los asentamientos israelíes establecidos en territorio palestino. «Israel tiene que elegir entre la paz y los asentamientos, y este Gobierno ha elegido los asentamientos», señaló.

Musa Amer Odeh recordó que el proceso de negociación entre Israel y Palestina comenzó con la Conferencia de Madrid de 1991 «y ha durado hasta hace casi un año, sin que se haya producido ningún tipo de avance», señaló. Este estancamiento se debe a que Israel «no está cumpliendo ninguna de las resoluciones de Naciones Unidas y del Cuarteto para Oriente Medio (constituido por la propia ONU, Estados Unidos, la Unión Europea y Rusia)». Otro de los obstáculos a los que se enfrenta el proceso de paz es el de que en Israel «cambian de Gobierno cada dos por tres y eso supone partir siempre de cero, ya que no se respetan las decisiones y los avances de los anteriores», señaló el embajador.