Comunicar sus experiencias les da pie a liberarse

arafat25y esto ya les supone una pequeña recuperación”, comenta la investigadora. “Hay dibujos muy duros, si bien los de más impacto no están en la exposición”, explica.

Toni Pérez, de la ONG Save The Children, cree que hay dos grandes grupos de pinturas. “Por un lado, los niños reflejan su realidad pintando bombas, aviones o helicópteros.

Por otro, hacen los mismos dibujos que haría cualquier niño del mundo, en el que reflejan sus sueños y lo que quieren ser de mayores. Estos segundos me impactaron mucho”, comenta Pérez.

El delegado de la ONG participó en la misión de la organización en Darfur (Sudán) en 2007 y una de las actividades que hacían con los niños era pintar. Pérez afirma que “los dibujos sirven de indicadores para ver cómo los pequeños van superando lo vivido. Cuando llegan a la escuela hacen uno que luego comparas con los posteriores y puedes ver grandes diferencias, como el paso de dibujar solo su realidad a pintar cosas más optimistas”.